Te enseñamos cómo hacer jabón casero natural y muy económico

julio 26, 2020  —  By

Cómo hacer jabón casero natural

Hacer jabón casero es una actividad muy divertida, se pueden obsequiar a familiares o amigos y es super rápido.

En muchas culturas hacer jabón de manera tradicional es muy valorado pues sirve como remedio casero para algunos problemas de la piel, también es una forma de ahorrar dinero.



Precauciones antes de comenzar a realizar jabón

Protegete bien las manos y los ojos, ya que el contacto de la sosa con nuestra piel puede llegar a causar quemaduras.

En caso nos caiga algo de sosa en la piel, debes tener vinagre para echarla sobre la piel. El vinagre consigue neutralizar la sosa, funciona incluso mejor que el agua para que deje de quemarnos.

Use una mascarilla que cubra la boca y la nariz, para evitar inhalar los vapores que desprende.

Cómo hacer jabón de glicerina

Para hacer jabón de glicerina necesitas:

  1. 500 g de Glicerina
  2. Colorante
  3. Aceite esencial con aroma
  4. Moldes

El primer paso es derretir la glicerina, para ello puedes introducir la pastilla de glicerina en el microondas o bien emplear agua hirviendo para deshacerla. Si has adquirido glicerina líquida, simplemente debes mezclarla con agua hirviendo y remueves bien la mezcla hasta que adquiera espesor.



Una vez que tengas la glicerina lista, tan sólo tienes que añadir el colorante y el aceite esencial con el aroma que más te guste. Mezcla muy bien los tres ingredientes y cuando la mezcla sea lo más homogénea posible, ya puedes colocarla en los moldes.

Por último, deberás dejar el jabón enfriar, hasta que se solidifique; la espera puede llevar hasta un día, pero puedes acelerar el proceso colocandolo en la nevera, una vez se haya enfriado.

Cómo hacer jabón casero de limón

Para hacer jabón artesanal de limón necesitas lo siguientes materiales:

  • 500 g de glicerina
  • Aroma de limón
  • La corteza de 2 limones ralladas
  • Moldes

La preparación es muy similar al jabón de glicerina que explicamos anteriormente, así que primero deberemos derretir la glicerina con agua hirviendo.

Por otro lado, debemos rallar la corteza de dos limones y mezclarlos con la glicerina, añadiremos también el aroma de limón al final.

Vierte la mezcla en los moldes y finalmente dejarla enfriar durante un día. Podemos acortar el tiempo de espera si después de un par de horas en el exterior, introducimos la mezcla en la nevera.

Fabricación de jabón casero con aceite

El método que les propongo es en frío y cualquier aceite de cocina usado sirve, ya que tan solo tienes que colar para que quede de excelente calidad.

Ingredientes:
– Aceites usados y colados, 2 1/2 litros.
– Agua, 2 1/2 litros.
–  Sosa o soda caústica, (hidróxido de sodio) 1/2 kilo (si se va usar para limpieza) 330 gr (si se va realizar un uso cosmético).

Recomendaciones para su correcta elaboración:
– Trabaja en un ambiente bien ventilado.
Usa guantes y gafas protectoras, ya que la sosa caústica es un material muy corrosivo que no debe entrar en contacto con tu piel.
– No utilices recipientes de aluminio para realizar la preparación, puedes usar vidrio, acero inoxidable, plástico o madera y revuelve la mezcla con la ayuda de un palo.




Diluye la sosa cáustica en el agua, agregándola lentamente y con mucho cuidado ya que puede producir vapores muy tóxicos. Se producirá una reacción química que liberará calor y que necesitará algunas horas para enfriar. A este preparado se conoce como lejía caustica.

Vierte lentamente el aceite sobre la lejía cáustica, removiendo en forma constante y en el mismo sentido, para evitar que se corte el jabón.

Colocalo en moldes y deja endurecer durante aproximadamente un mes. Después podrá utilizarlo en todo lo que necesite un jabón de calidad.

Finalmente, puedes encontrar en Internet mayor información sobre el origen, tipos, métodos de obtención e historia de este producto

PUEDES VER: